Salud | Sexología

Endometriosis: cómo mejorar mi calidad de vida

En el anterior post hablamos de Endometriosis: qué es, síntomas y tratamiento, d​​ónde hicimos un pequeño resumen sobre esta enfermedad que yo misma sufro. 

En el presente artículo te propongo algunos hábitos a cambiar en tu día a día para mejorar tu salud y mejorar tu calidad de vida conviviendo con la endometriosis.

Porque te mereces vivir con plenitud, abundancia y bienestar. 

Manteniendo una actitud proactiva y modificando ciertos hábitos, puedes convivir con la endometriosis sin que arrase con todos los aspectos de tu vida. A veces no es fácil y otras necesitarás de ánimos y fuerza de voluntad. 

La endometriosis estará allí hagas lo que hagas. Así que cuídate, ámate y déjate ayudar cuándo lo necesites. 

¡Así que vamos allá!

endometriosis tratamiento natural

1. Endometriosis y menstruación

Debido a que la regla “es cosa de mujeres” y ha sido tan silenciada por la sociedad, la endometriosis ha pasado desapercibida para la mayoría de médicos y ginecólogos. Tan invisible, que era completamente desconocida.

Actualmente empieza a visibilizarse gracias al feminismo y al alzamiento de la voz de muchas mujeres.

Debes tener en cuenta que con la endometriosis tus reglas pueden ser muy abundantes y con muchas irregularidades cíclicas, a parte de que puede generar mucho dolor. Aunque no todas las mujeres lo viven así. 

En relación a los productos de higiene como los tampones (sobre todo las marcas comerciales), tienen el riesgo de generar el Síndrome del Shock Tóxico, sobretodo si se excede de las horas recomendadas en su uso. Esto nos indica que estos productos contienen tóxicos que entran directamente a nuestro cuerpo.

Un estudio llevado a cabo por Chem Fatale ha examinado toallas higiénicas, tampones y jabones íntimos, indicando que estos productos de cuidado femenino contienen sustancias químicas tóxicas para la salud, sobretodo disruptores endocrinos.

Es muy importante que en el uso de tampones o compresas, éstas sean hechas de algodón orgánico que no contengan sustancias tóxicas, ya que pueden generar más malestar, hinchazón y dolor. 

Las copas menstruales y las compresas de tela de algodón ecológico son la mejor opción a considerar, y poder evitar todos los otros productos de cuidado que venden en los supermercados y que pueden ser tóxicos. 

copa menstrual endometriosis
compresas tela endometriosis

2. Endometriosis y dolor

El dolor alerta todos tus sentidos corporales con el objetivo de protección y curación. Pues el dolor hace que pienses y actúes de diferente forma a cómo lo haces habitualmente para facilitar la curación y tu supervivencia. En realidad, sin dolor no hay vida. Éste nos ayuda a sobrevivir, es un sistema muy efectivo y preparado para protegerte y cuidar de ti mismo.

Cuando sientes el dolor de la endometriosis, es difícil pensar en que este dolor nos ha ayudado a buscar ayuda y a acercarnos a su diagnóstico (aunque hayan tardado siglos en dártelo…) y que es muy útil sentirlo, pero si sientes dolor es porqué tu cerebro percibe que estás en peligro y tu vida está siendo amenazada.

Butler & Co. expone que nuestro cuerpo está lleno de sensores que captan el daño y lo reportan a la médula espinal y al cerebro. La vida de un sensor es muy corta y entonces serán reemplazados por nuevos sensores.

Esto significa que la sensibilidad al dolor está cambiando continuamente. Por lo tanto, si tu cerebro decide que lo mejor para tu supervivencia es aumentar la sensibilidad, incrementará la intensidad del dolor que puedas sentir con el mismo daño.

endometriosis dolor

Esto es muy revelador, pues aunque sintamos que nos morimos de dolor, parte de él tiene que ver con la sensibilidad que tu cerebro le ha dado para sentir ése dolor más o menos intenso.

Quiere decir que habrá terapias naturales que nos ayudaran a disminuir el dolor y “controlar” su intensidad.  Aunque está claro que la medicación analgésica se lleva la palma en cuánto a disminuir el dolor ser refiere.

Endometriosis y terapias naturales

Hay infinidad de terapias naturales que calman el dolor, ninguna es una receta milagrosa para quitártelo. A veces notarás que mejoras y otras veces sentirás que no te hace nada.

Esto es muy subjetivo por lo que no está de más ir probando diferentes terapias, porque a veces tomar varios tratamientos a la vez puede generar un alivio de los síntomas de la endometriosis.

Como tratamientos médicos y naturales, podemos encontrar:

  • Medicación analgésica: desde ibuprofenos hasta tramadoles y otras medicaciones más fuertes si son necesarias sobre todo para el dolor crónico.
  • Bolsa de agua caliente y bebidas calientes.
  • Hidroterapia y baños calientes con fines terapéuticos.
  • Acupuntura.
  • Masajes con aceites esenciales.
  • Deporte muy suave.
  • Relajación y meditación.
  • Productos de Cannabidiol.
  • Otros que te puedan generar alivio y calma.
endometriosis tratamiento

3. Endometriosis y alimentación

Es muy importante llevar una alimentación saludable para reducir la toxicidad que le damos a nuestro cuerpo y no inflamarlo. Esto quiere decir que tu alimentación debe estar basada SOBRETODO en verduras y frutas (esos macarrones de colores no cuentan como verduras…), si puede ser siempre de temporada.

Hay que evitar todos los productos ultraprocesados, esos que los elaboran en grandes fábricas con ingentes cantidades de aditivos, conservantes y colorantes.

Existen algunos estudios sobre la endometriosis y la dieta como el publicado en Journal of Endometriosis and Pelvic Pain Disorders, dónde indican la importancia de la alimentación en las enfermedades pélvicas. Así que basa tu dieta en comida real y evita:

  • El gluten.
  • El lácteo: de vaca sobretodo.
  • El azúcar: eliminar de la dieta o disminuir en gran medida sus cantidades diarias.
  • Cafeína y alcohol.
  • Carne roja llena de antibióticos y hormonas: es preferible que comas carnes magras ecológicas como pollo y pavo.
  • Comida refinada con aceites: frituras y demás.

Mucha de la comida que ingerimos llevan estrógenos, y esto produce que desequilibremos nuestro sistema hormonal, ya que la gran cantidad de estrógenos “alimenta”, por así decirlo, la endometriosis, causando más malestar, hinchazón y dolor.

Así que come bien, cuídate y te beneficiarás de un vida mucho más saludable y con más bienestar.

endometriosis alimentación

Dos grandes profesionales en nutrición con los cuáles puedes aprender a comer bien y saludablemente son: Carlos Rios de Realfooding, y Xavi Verdaguer de Eres lo que comes. Recomiendo visitar sus redes sociales para información o contacto.

4. Endometriosis y tóxicos ambientales

Un estudio publicado por la Universidad Complutense de Madrid, ya indicaba de la repercusión de los contaminantes ambientales en la salud de las mujeres.

Estamos rodeados de disruptores endocrinos y tóxicos ambientales como los pesticidas, insecticidas, disolventes y metales pesados que afectan directamente a tu salud, tengas o no endometriosis.

Es importante darse cuenta de qué plástico utilizas en el almacenamiento de la comida, qué productos para la higiene es mejor evitar, y qué utensilios de cocina utilizar que no contengan tóxicos para tu salud. 

A veces es difícil discernir si realmente ese producto que utilizamos puede ser tóxico para nosotras o no. Lo mejor es asegurarse bien de que ese producto es lo más saludable posible para tu salud y uso diario.

5. Endometriosis y deporte

De todas es sabido que el deporte es sinónimo de salud. Aunque tengas dolor, aunque te cueste, intenta realizar deporte dos veces por semana como mínimo. No te estoy pidiendo que salgas a correr la maratón, sino deporte suave. Yoga, pilates, fitness de musculación suave, etc.

El deporte nos genera endorfinas y estas atacan directamente al dolor y al malestar. Pues realizar actividad física es muy saludable para quemar todos los tóxicos que podamos tener en nuestro cuerpo y nos genera una sensación agradable y placentera.

endometriosis y deporte

Quizás te dirás que tu no notas nada, pero hacer ejercicio regularmente (sin saltárselo), no sólo te permite romper con tu rutina y tu malestar (no olvidemos que la endometriosis no sólo genera malestar físico, sino también psicológico), sino que fomenta tu salud física-psicológica para que puedas sobrellevar la enfermedad mucho mejor.

6. Endometriosis y sexualidad

Cuando te sientes enferma y/o tienes dolor (físico-psicológico) tu libido desaparece creyendo que ya no va a volver. Incluso puedes pensar que no necesitas el sexo o que quizás eres asexual (que también podrías serlo y no pasa nada).

Realmente cuándo pensamos en sexo siempre viene a la cabeza el coito. El coito heteronormativo, el mete-saca, el aquí te pillo aquí te mato. Pues no, sexo es mucho más. Sexo son caricias, son besos, son palabras y son todas las prácticas que te puedan generar placer, tengas orgasmos o no.

Es decir, que lo importante a cultivar es tu erotismo, tengas pareja o no, conocerte, tocarte, masajearte y darte placer. Este placer no tiene porque ser genital (y más si sientes dolor o no te apetece). Tu piel es el órgano más extenso que tienes, y éste es capaz de generar muchísimo placer, así que aprovéchalo, tócalo y acaricialo.

El deseo erótico se cultiva. Éste no siempre surge de la nada cómo algo espontáneo, tal y como nos han hecho creer des del amor romántico peliculero Hollywoodiense. 

El deseo se cultiva en tu cerebro: visionando alguna película dónde surjan escenas eróticas, leyendo libros eróticos, fantaseando en la ducha, en tus sueños o dónde o cómo quieras. 

Así que cultiva tu deseo para despertarlo, para mantenerlo y darle espacio en tu vida.

También es normal tener temporadas con una líbido más alta o más baja, dependiendo de cómo nos sintamos, si tenemos dolor, estrés o si han surgido acontecimientos con los que debas ocuparte.

A veces con el proceso de la endometriosis y todas las consecuencias que acarrea nos sentimos mal y nuestro deseo erótico-sexual se volatiliza.

Si sientes que necesitas ayuda en este sentido, no dudes en contactar con un o una Sexóloga, ya que te puede ayudar a sentirte mejor contigo misma, con tu placer y tu deseo.

Conclusiones

Realmente cada ámbito da para un artículo entero, pero he preferido resumírtelo para poder tener una idea general de los hábitos que te pueden llevar a mejorar tu calidad de vida.

Quizás después de leerte todo el articulo pensarás: “madre del amor hermoso pero cuántas cosas debo cambiar”.

endometriosis

¡Que no te intimide! No tienes porque cambiar todo de golpe, de hecho, si así lo hicieras,  solo te puedes generar frustración al ver que no puedes atacar todos los ámbitos a la vez.

Es mejor comenzar poco a poco a incorporar nuevos hábitos, y una vez adquiridos, ir a por los siguientes.

Espero que con esta información puedas dar un paso más en tu mejora y en tu bienestar.

¿Conocías éstos hábitos? ¿cuáles crees que son más fáciles de cambiar?
Te leo en los comentarios 🙂


ÚLTIMOS ARTÍCULOS:

La mejor forma de no perderse nada es estar en la newsletter

ENTRA AQUÍ

Y llévate de regalo el mini-ebook de Los 7 hábitos para impulsar tu felicidad erótica

Recibirás un email semanal sobre emociones, sexualidad y erotismo. En ellos también te ofreceré mis cursos o mis servicios.

(Si te cansas, te das de baja en un clic).

Responsable: Laura Macià. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: enviarte la newsletter a través del email que me facilites. Legitimación: Consentimiento del Interesado. Destinatarios: hosting de Webempresa (ver política de privacidad ), ubicado dentro de la UE y Malchimp (ver política de privacidad ). Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos escribiéndome a alquimiaseroticas@gmail.com, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información, consulta mi política de privacidad.

0 Compartir

Deja un comentario